• Dani De La Morena

Aurelio Hernando, veraguas a los pies de la Sierra del Guadarrama

A orillas de la sierra madrileña, entre los municipios de Colmenar Viejo y Soto del Real, pastan a escasos metros de la que fue su casa, los veraguas de D. Aurelio Hernando. Hace ya unos años que dejasen atrás los terrenos de "Carrascosilla", para alojarse donde antaño pastaban las reses de D. Víctor Aguirre, una preciosa finca en la que hoy, predominan los jaboneros.


Este traslado a "La Gamonosa" supuso el que hasta ahora es el último cambio en esta ganadería, que representa uno de los últimos reductos de la sangre Vazqueña en nuestro país.



Los orígenes de esta se remontan a 1755, cuando Gregorio Vázquez reúne reses de Ulloa, Cabrera y Juan José Bequer, pero no es hasta 1778, año en que su hijo Vicente José Vázquez hereda la ganadería, que pasa a considerarse esta como una nueva raza, tras haberse juntado diversas procedencias, entre las que encontramos también Vistahermosa. A partir de la muerte de Vicente José, la vacada comienza un periodo de cambios pasando por las manos de la familia Domecq o la ducal familia de Veragua, entre otras, realizándose cruces con un semental de Miura, pero tratando siempre de mantener la pureza de la sangre Veragua.


Tras todo este trasiego, la historia reciente de la ganadería recae en manos de la asociación de Javier Gallego y Aurelio Hernando desde 1993 a 2002, año en que las reses se dividen a partes iguales, quedándose nuestro protagonista de hoy 60 vacas y el semental número 58, de nombre "Chocito", así como los derechos del hierro Hernando Gallego, que pasaría a lidiar bajo el nombre de Aurelio Hernando.



Con su característica divisa negra y amarilla, tomó esta ganadería que todavía hoy día sigue en busca de la perfección, aquella que persigue casta y bravura, pero pero que no olvida en ningún momento su idea principal: la conservación de este preciado legado genético.


Para ello, día tras día Aurelio Hernando se dedica en cuerpo y alma, y siempre a lomos de su caballo al estilo tradicional, a las 160 vacas, 50 añojos, 50 erales, 40 utreros y 14 toros que forman hoy la ganadería. Con gran prestigio en el festejo popular en la actualidad, donde ha recibido premios como "Premio al mejor toro en su lidia" y "Premio al mejor toro presentado por su morfología" que entregó la Unión de Asociaciones Taurinas de Castilla la Mancha y Madrid en el año 2019 o el "Premio al mejor toro" en Campeonato Nacional de Recortes celebrado en Zaragoza, el más importante de la temporada española, en 2019 , Aurelio quiere volver a sentirse importante en la temporada taurina, y tardes como la de Chinchón en la Copa Chenel o la novillada de Guadarrama, hacen ver al aficionado que este sea, quizá, el camino hacia el éxito.














133 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo